Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Ficha de Cedric Diggory
Vie Dic 14, 2012 10:40 pm por Yaendo

» Equipos de Quidditch
Vie Dic 14, 2012 12:02 am por Yaendo

» FORO MUERTO
Sáb Mar 26, 2011 12:43 pm por Kingsley Shacklebolt

» Después de Todo [Hermione—Libre]
Dom Mar 13, 2011 4:20 am por Ginny Molly Weasley

» Personajes Pre-Establecidos
Sáb Mar 12, 2011 9:05 pm por Draco_ malfoy

» New Ausencia.
Mar Feb 08, 2011 2:37 pm por Harry J.Potter

» Deseos y Enredos en el Invernadero + 18 Privado (Harry J. Potter)
Jue Ene 27, 2011 3:48 pm por Harry J.Potter

» Reunión de mejores amistades [Ginny, Hermione, Ron y Harry]
Mar Ene 25, 2011 3:40 am por Ronald Weasley

» Trabajos
Mar Ene 04, 2011 2:35 pm por Kingsley Shacklebolt

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Sáb Jun 22, 2013 1:23 am.
Mejores posteadores
Hermione Granger (868)
 
Ronald Weasley (455)
 
Harry J.Potter (442)
 
Bey Equiros (330)
 
Kingsley Shacklebolt (139)
 
Roger Scott (123)
 
Ginny Molly Weasley (79)
 
George F.Weasley (32)
 
Nymphadora Tonks (24)
 
Lauren Fawcett (9)
 


"After Hogwarts"

Ir abajo

"After Hogwarts"

Mensaje  Roger Scott el Sáb Sep 25, 2010 11:34 am

"AFTER HOGWARTS"
La historia continúa


INTRODUCCIÓN



~Os presento un fanfic de tema popular, de los que circulan muchos pero pocos son buenos, porque pocos conocen y aprecian lo suficiente el mundo que Joanne Kathleen Rowling creó para nosotros, una persona absolutamente maravillosa a la que los más grandes fanáticos de la saga Harry Potter admiramos como una Diosa, tanto que deberían cambiar la religión protestante inglesa por la religión Potterista.
Dejándome de rollos; Os presento un fic escrito con conocimientos, seguridad y cariño, en el que cada dato ha sido pensado escrupulosamente (realmente siempre me como mucho el coco para averigüar aquellos datos que Rowling jamás contó pero de los que nos dejó datos para averigüarlos), comprobado y vigilado. Yo sé de lo que hablo y sé que si leéis mi fic desde el lugar correcto, lo apreciaréis. Os pido, por tanto, que me creáis cuando digo que sólo inventaré lo inventable. Dejad comentarios. Atte. Jonathan Dawson, el que cuidadosamente toca las teclas y Roger Scott, mi intermediario con el que conocéis mis ideas. Además, he presentado este fic antes que aquí pero exactamente con las mismas palabras aquí~



Capítulo 1: La vida sigue y no te va a esperar.

El sol se cercía sobre el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, aquel 3 de Mayo de 1998, por encima de las montañas que rodeaban el colegio. Era la mañana después de la batalla de Hogwarts, y, pese que algunos se habían levantado ya (bien por no poder dormir, bien por tener que trabajar) y caminaban por el colegio, Ronald Weasley era uno de los que, a falta de sueño, tenía los ojos totalmente abiertos en su cama y contemplaba el techo de lona de su cama. Tenía un pijama limpio puesto, el pelo absolutamente despeinado, ojeras y se le veía a la distancia que había estado toda la noche llorando o sollozando y sin dormir nada. Cerca de él, un joven de cabello negro azabache y ojos verdes y brillantes, se terminaba de vestir y lo miraba.
—Ron, ¿Vas a bajar a desayunar? —le preguntó mirándolo fijamente. Estaban solos en la habitación puesto que Neville, Seamus y Dean habían bajado ya o a desayunar o a buscar algo que hacer o alguien a quien ayudar.
Ron no le respondió enseguida pero al poco rato dijo:
—No.
—Genial. ¿Y qué piensas hacer, si puede saberse? —le preguntó su amigo con gesto de fastidio.
—No lo sé. Supongo que me quedaré aquí —le contestó inexpresivo.
—Ajá. ¿Y durante cuánto tiempo exactamente? —Harry suspiró y se sentó a los pies de la cama de Ron—. No eres el único que lo está pasando mal aquí, amigo.
—...
—Mira, sé lo que sientes y...
—¡No sabes lo que siento! —lo interrumpió Ron. Se había incorporado sentándose en la cama y su mirada denotaba ahora una indescriptible furia—. ¡No puedes saberlo, porque no puedes saber lo que es perder a un hermano!
—Ah, entonces yo he sido super feliz todos estos años ¿No? jugaba en el jardín de mi casa como todos los niños y...
—¡No seas injusto! —le volvió a interrumpir Ron.
—¡¿Qué no sea injusto?! ¡Mirate, por Merlín Ron! Eres tú el injusto aquí, te piensas que eres el que peor lo está pasando cuando tienes una hermana pequeña que te necesita, hay más gente que nos necesita y si nos derrumbamos cómo crees que sobrevivirán ellos —le gritó Harry levantándose—. Ya sé que es duro, difícil e inluso un poco injusto, pero es la realidad. Se supone que tú eres fuerte, como lo era Fred Gideon Weasley (Off: Los segundos nombres de los gemelos eran Fabian y Gideon, pero nunca se aclaró de quién era cada uno, así que yo supongo que Fred Fabian y George Gideon suena muy mal por eso de FF y GG así que pienso que es alrevés y que se hizo así adrede.) y si lloras, hazlo con los demás porque no tenemos fuerzas como para venir aquí e intentar sacarte de la cama cuando hasta a nosotros nos cuesta.
Ronald lo miró fijamente.
—Sólo pido un día, un día para mí. Porfavor, no... No me siento capaz, capaz de bajar y mirarles a la cara, ya sé que a ti te pasa algo parecido, pero... No puedo explicártelo. Sólo dejame solo, porfavor.
Harry lo miró, asintió y salió de la habitación dejando a su amigo sólo tirado en la cama.
Al bajar las escaleras se encontró con una cansada Hermione con casi el mismo mal aspecto que Ron, solo que medio disimulado con el maquillaje. Miró a Harry a los ojos respondíendose a la pregunta que estaba a punto de formular y él la abrazó. La chica estaba ya vestida con ropa limpia y nueva traida por los elfos, como Harry.
—Ginny bajó hace un rato, yo le dije que tenía que ducharme y eso... ¡Oh, Harry! ¿Cómo estás? ¿Ron está muy mal? Déjame subir a verle, le haré bajar...
—Tranquilízate Hermione. Yo estoy bien y Ron... Dice que le dejemos solo un dia solo, lo necesita. Luego se encargará de consolar a los demás, pero me pareció justo permitírselo, al fin y al cabo, el es el hermano varón mas joven, a visto morir y a matado a mucha menos gente que Percy o George y por tanto, ver morir a Fred es algo que tiene que tener muy gravado. Sería comprensible que Percy y George estuvieran igual que él, démosles un día. En cuanto tu y yo, intentemos olvidarlo como podamos, todo a su tiempo, cuando estén listos, vendrán —le dijo Harry separándose y mirándola.
—Tienes razón Harry... —comenzaron a caminar con Harry rodeándola por los hombros con un brazo—. Llevo toda la noche despierta, no me podía quitar la imagen de la cabeza, cada vez que olvidaba una cosa venía otra... Este año ha sido muy denso para nosotros, quizá un pensadero aligeraria las cosas pero aún así... —le miró—. Pese a lo mal que están Ginny, los Weasley y eso... Yo creo que lo nuestro es comparable. ¿Cuánto hace que no dormimos, no comemos algo decente o no estamos relajados y tranquilos? Jamás he realizado tanto esfuerzo físico y mental, y eso agota. Además, hay que reconocerlo, de los tres, yo tenía que manteneros con el rumbo fijo, acordarme del bolso, cuidaros, cocinar...
—Lo siento. Entiendo que estés agotada...
—Da igual Harry, de verdad. Sólo digo que quizá debiéramos ayudar un poco aquí, dejarlos estables y luego, los tres coger a Ginny y tomarnos unas pequeñas vacaciones —llegaron al vestíbulo.
—Me lo pensaré, ¿Y tus padres?
—Kinsgley me mandó una carta anoche, ya están en casa. Mañana iré a verles, tenemos que organizar nuestras prioridades ahora.
Entraron en el Gran Comedor. Los Weasley estaban sentados en una esquina de la mesa de Gryffindor más cercana a la mesa de profesores; Arthur y Molly estaban en la esquina, enfrente de Bill y Fleur, al lado de Molly estaban George y su amiga Angelina, con Charlie enfrente de éstos, Ginny y Percy. Harry y Hermione se sentaron junto a Ginny y Percy.
—La vida sigue ¿eh? —dijo Ginny. A nadie se le veía de demasiado buen aspecto—. ¿Dónde está Ronald?
—No había quién lo despertase —-mintió Harry para no preocupar más a nadie y que, a la vez, lo dejasen tranquilo—. Anoche se acostó muy tarde porque Seamus, que está a su lado, no paraba de roncar...
Los demás Weasley le miraron fijamente.
Siguieron comiendo, con algún que otro comentario de vez en cuando.
Después, Harry, Ginny y Hermione abandonaron el Gran Comedor para dirigirse a la Sala Común.

_________________


Roger Thomas Scott - I Hate Hermione Granger
avatar
Roger Scott
Prefecto/a de Ravenclaw
Prefecto/a de Ravenclaw

Cantidad de envíos : 123
Fecha de inscripción : 12/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.